Mi querido Harry

Capítulo Único

¿Qué es más eterno? ¿Nuestra futura vida juntos o las horas que faltan para volver a vernos?


Categoria: Libros > Harry Potter > Mi querido Harry

Genero: Romance


autor: Jazimel

Me gusta ser libre, tener control sobre mis decisiones. Pero, por sobre todo, me gusta escribir a mi manera, lo que no significa que no reconozca mis propios errores.

Mi querido Harry: Capítulo Único

autor: Jazimel


En unas horas, tú y yo estaremos juntos para siempre. Cuando nos aceptemos el uno al otro habremos roto todas las barreras que se interponían entre nosotros. Ya no seremos Harry y Ginny. Nos convertiremos en los señores Potter Weasley. ¿No suena bien? Lo he pensado desde los once años, cuando empecé a verte como algo más que el amigo de mi hermano.
¿Te acuerdas de cuando me salvaste del diario de Riddle? Ese día me prometí que yo sería quien te salve la próxima vez. Para eso, la fuerza de voluntad fue muy necesaria. Pero no creas que fuiste la única razón. No deseaba ser conocida como la única niña de la familia Weasley o la hermana pequeña del amigo de Harry Potter. Quería ser conocida por mis propios méritos. Quería también impresionarte.
Y tú, siempre obsesionado con Voldemort. Tanto que cuando los ayudaba tú casi no me notabas. Nunca renuncié a ti, de todos modos. Ya te lo dije alguna vez. Hermione me lo recomendó. “Sal con otros y entonces Harry sabrá cuánto vales”. Y me hubiese encantado que lo supieras antes de fijarte en Cho.
No mentiré diciendo que no me rompía el corazón verte con ella. Pero no era quién para decirlo en voz alta. Michael no era un amigo en ese entonces. No me arrepiento de las relaciones que tuve. Sí me arrepiento de que mi primer beso no hayas sido tú. Y que yo no haya sido el tuyo.
Pero, ¿sabes qué es lo que alivia ese lamento? Que en unas horas yo seré toda tuya. Y tú serás todo mío. Para siempre. No sólo seré tu primer esposa, sino la única. Yo traeré a nuestros hijos al mundo. Tú me harás la mujer más feliz sobre la faz de la tierra.
Esperar para volver a vernos es una tortura. Aunque ahora sólo son horas. Y no días, meses o años, como aquella tarde en el funeral de Dumbledore. Ese día no lloré, pero mi corazón sí. Tenías razón al irte, al enfrentar a Voldemort, a traer paz a un mundo en donde ahora crecerán nuestros hijos. No sabía si morirías durante tu viaje. Por si acaso, me esforcé. Peleé por ti. Por los niños de Hogwarts. Por los niños muggles. Peleé para que no existiera ninguna otra Ginny cuyo Harry se fuera por culpa de un demente.
Verte me supuso un alivio. Besarte una vez más me dio la confianza que necesitaba para desafiar a mi madre. El sueño de un día como el que estamos por vivir me alentó a pelear con más fuerza de lo normal. No sólo nosotros nos merecíamos un día así. Mis hermanos, Hermione, Luna, Neville, todos... No fue nada más por ti, ¿eh? Fue por todos. Y éramos, como dice Hermione, la viva expresión de los Tres Mosqueteros: todos para uno, y uno para todos.
Te amo, Harry. Y sé paciente. En unas horas nos volveremos uno. Y espero que algún día seamos tres.

Con amor, Ginny.

El corazón de Harry dio un vuelco. Tuvo ganas de correr hacia Ginny y abrazarla, besarla y hacerla suya antes de la noche de bodas. El ardor en su rostro ante el último pensamiento lo calmó lo suficiente para no hacer nada.
Durmió con la carta bajo la almohada, cómodo y feliz.

Más tarde, cuando la vio desfilar hacia el altar con su blanco y puro vestido, sosteniendo un ramo de flores y con el rostro cubierto por un corto velo, se sintió más tranquilo. Esa mujer osada, de tierna sonrisa y firme carácter, era el amor de su vida. Y ya nadie los separaría.

Ingresa para comentar con:

Comentarios



Todos los derechos de personajes y nombres son propiedad de sus respectivos autores citados en cada fanfic. Escríbenos: equipo@fictopia.net
Fictopia.net @ 2011 - forever
By: Boredsoft.com ( ._.) is made for boring you!